Venezuela, a rischio la licenza di 250 emittenti radio

"Questa volta potrebbero esserci conseguenze davvero spiacevoli" per la radiofonia e la libertà d’informazione in Venezuela, spiega  Radio Passioni.

Il ministro dei Lavori pubblici Diosdado Cabello ha infatti "annunciato un piano di riforma della tv via cavo e della radiofonia che potrebbe imporre un limite di sole tre stazioni per network radiofonico dopo l’annuncio della possibile revoca della licenza per decine e decine di emittenti a causa dell’impossibilità di fornire una documentazione sufficiente alle richieste di revisione da parte del regolatore Conatel". Informa l’amico Andrea Lawendel sul suo seguitissimo blog: "Immediate le proteste della Cámara de Radiodifusión, che calcola la possibile chiusura di 240 stazioni in onde medie e FM e del Colegio Nacional de Periodistas che lancia l’allarme contro una censura di stato ormai conclamata". Ecco le rispettive cronache del Nacional:

Cámara de Radiodifusión rechaza anuncio de cierre de 240 emisoras
08 de Julio, 2009 –

De concretarse la medida saldría del aire casi 40% de las radios del país y afectaría directamente a cerca de 5.000 familias

En un comunicado oficial, la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión, consideró que el cierre de más de 240 emisoras AM y FM, anunciado la pasada semana por el Gobierno nacional, califica como "un atentado directo contra la libertad de expresión".
En el texto, los radiodifusores indican que tal medida "terminará afectando a cientos de familias que viven de dichas emisoras, pero principalmente a más de 27 millones de venezolanos que reciben entretenimiento, educación e información, a través de estos medios de comunicación que operan con apego a la Ley y a la Constitución de la República".
Hacen ver que la radio en Venezuela es "esencialmente democrática", pues la Cámara de la Industria de la Radiodifusión afilia a 414 emisoras AM y FM, operadas por más de 300 prestadores de servicio de diferente identidad, de las más diversas procedencias y corrientes de pensamiento y miles de productores y locutores.
"Esto ha permitido que se garantice a través de sus transmisiones la pluralidad de ideas y el pleno ejercicio de la libertad de expresión en Venezuela. Las emisoras de radio son la voz del pueblo en cada región, ellas se hacen eco de los problemas más sentidos de la sociedad", dice el comunicado.
Consideran que la amenaza de cierre de emisoras atenta no sólo contra la Constitución sino también contra la Declaración Universal de Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José), instrumentos que obligan a la República a garantizar la libertad de expresión como un derecho humano fundamental.
La cámara de la radio sostiene que carece de fundamento invocar una "ilegalidad" generalizada de la operación de las emisoras de radio cuando, los radiodifusores miembros de la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión han cumplido todos los trámites exigidos por Conatel a partir del año 2000, para adecuarse a la Ley Orgánica de Telecomunicaciones.
"Conatel ha reconocido los derechos, la legalidad y la legitimidad de los radiodifusores, de quienes incluso durante años ha recibido el pago de impuestos por sus actividades; ha realizado inspecciones y fiscalizaciones sin objeciones; y se ha reunido reiterada y oficialmente con los radiodifusores reconociéndolos formalmente como tales, además de haberles remitidos numerosas comunicaciones escritas en su condición de operadores".
Advierten que de concretarse la medida se dejaría fuera del aire a casi 40% de las emisoras del país, "sin que haya ninguna norma que soporte estas medidas extremas, repentinas, inconstitucionales y desproporcionadas".
"De concretarse esta amenaza, más de 5.000 familias venezolanas perderán sus medios de sustento. Las pequeñas y medianas empresas de radio emplean numerosas personas incluyendo operadores, locutores, personal técnico, administrativo y obrero, quienes pasarían a ser desempleados. Esta medida afectará también a unos 200 periodistas, a más de 1.500 productores nacionales y a 27 millones de venezolanos", dice la cámara.

***
 

CNP llama a los venezolanos a "reaccionar" ante cierre masivo de emisoras de radio
09 de Julio, 2009 –

Por medio de un comunicado, el CNP alertó a la opinión pública nacional sobre la "manifiesta intención del gobierno de cerrar, desmantelar o hacer quebrar todo el sistema radiofónico del país volviendo, ahora sí, la censura un objetivo de estado"
El Colegio Nacional de Periodistas hizo un llamado a la población a "protestar en las calles" de manera cívica y pacífica, "pero enérgica", contra el atropello "constante" contra los medios de comunicación y la libertad de expresión.
Por medio de un comunicado, el CNP alertó a la opinión pública nacional sobre la "manifiesta intención del gobierno de cerrar, desmantelar o hacer quebrar todo el sistema radiofónico del país volviendo, ahora sí, la censura un objetivo de estado. Con un añadido semántico: ahora al silencio impuesto y la obediencia debida la llaman democratización".
Con respecto a las declaraciones ofrecidas por el ministro Diosdado Cabello este jueves, en las que entre otras cosas asegura que no se permitirán circuitos con más de tres emisoras radiales, fue considerado por el CNP como una intervención en la que "ni siquiera esboza, para disimular, alguna reflexión sobre las intenciones pedagógicas del estado, o la ampliación de los canales digitales o el desarrollo de proyectos alternativos. Ni remotamente insinúa un amago de diálogo con el resto de los actores sociales involucrados en esta actividad".
El comunicado dice que el ministro había solicitado a todas las emisoras radiales a que actualizaran sus datos en Conatel presumiendo que, al hacerlo, iba a encontrar faltas administrativas que justificaran sanciones o cierres. "Ahora parece haberse resuelto a simplificarse la tarea creando nuevas disposiciones", reza el texto.
"Para intentar darle soporte a su desembozado interés de censor, Cabello acude al flamante recurso literario de aludir, -ya que no puede hablar de golpes de estado ni de gestas pasadas o futuras- la existencia de un fulano "latifundio radioeléctrico", se lee.
Para el CNP, la estructura de propiedad de la radio es una de las más fragmentadas del continente y está a años luz del monopolio o el oligopolio. Es por ellos que consideran que el argumento de Cabello "tiene una falla de origen: obvia por completo circuitos como el de Radio Nacional de Venezuela, entre otros distinguidos latifundistas con los cuales nadie se mete, y nadie se meterá, porque dicen lo que el Miraflores quiere oír"
El CNP invita al ministro Cabello y al resto de los integrantes del gobierno a reflexionar y a medir las consecuencias de un "despropósito jamás visto en la Venezuela Contemporánea. Una cosa es hacer cumplir la ley y otra inventarse todos los días un argumento nuevo para hacerla imposible de cumplir (…) Nadie quiere pensar aquí que lo que buscan Cabello y sus adyudantes es tener un sistema de medios públicos y privados en la cual sólo se promueva la lisonja, la autocensura, el silencio, la actitud complaciente y la impunidad de funcionarios todopoderosos".

printfriendly pdf button - Venezuela, a rischio la licenza di 250 emittenti radio